29 ago. 2011

Capítulo 12


Siento haber estado taaanto tiempo sin publicar, pero la espera llegó a su fin.
Espero que os guste! =D

     _______________________________________________________________________

Cuando quedaba poca distancia hasta la casa de Jake comencé a andar. Al ver que la puerta estaba abierta entré, fui al salón donde encontré a Tyler.
-Hola- me miró de arriba abajo- ¿por qué vas vestida así?
-He estado jugando al baloncesto.
-¿Has ganado?
-No, hemos quedado en empate- me senté en el sofá- ¿y Jake?
-Arriba- se quedo callado- no se muy bien como hacer esto- sonreí.
-Tú dilo, aunque la otra vez no te costó tanto.
-Siento haberte amenazado y me merecía la bofetada, simplemente no me lo esperaba y se me cruzaron los cables, lo siento, no era mi intención.
-Disculpas aceptadas- me sonrió y me abrazó.
-Gracias- le abracé y cuando le iba a contestar añadió- hueles raro.
-Se llama sudor,- sonreí un poco avergonzada- debería haberme duchado…. ¿me puedo duchar?
-Espera, ¡Jake!
-¿Qué pasa?
-Huélela.
-No me siento muy cómoda en esta situación…- Jake se acercó y olisqueó.
-¿Qué es?
-Yo le echo la culpa al sudor, pero aquí tu hermano no opina lo mismo y por cierto, me preguntaba si podría ducharme.
-Si, si sube- contestó Jake.
Mientras subía me olí la camiseta, pero no olía nada.
Cuando bajé, después de la ducha se acercaron los dos a la vez a mí para olerme, pero ya sólo olía a jabón.
-¿Te apetece quedarte?- Preguntó Tyler.
-¿Es un ofrecimiento o una orden?
-Una orden- contestó Jake sonriendo.
-Estoy cansada y hambrienta- y después de un rato añadí- no llaméis a telepizza- pero lo dije tarde, ya lo habían hecho. La pizza llegó más tarde y Alberto con ella.
-Parece que la única forma de hablar sea esta ¿eh?-Dijo- ¿qué tal el sábado?
-Bien, casi me quedo afónica de tanto cantar. Ahora que estamos de vacaciones podemos quedar algún día ¿vale?
-Vale.
En ese momento apareció Tyler para pagarle y yo me fui.
-Vigílala, el sábado pasado estaba en una fiesta ella sola con unos siete chicos….- Es lo que pude oír antes de entrar en el salón, donde Jake estaba sentado en el sillón viendo la televisión. Al rato entró Tyler con la pizza y unos platos.
Cuando estábamos terminando de comer, Tyler soltó:
-¿Qué tal el finde pasado?
-Bien ¿por?- Jake se sentó frente a mí en el suelo.
-¿Los mismos con los que estuviste son con los que has estado hoy?
-Algunos ¿por? Esto está empezando a parecer un tercer grado.
-Voy a por el foco- dijo Jake levantándose, le agarré y le senté a mi lado.
-No, nada de focos. ¿Qué pasa? ¿Por qué preguntas eso?
-Nada, nada curiosidad.
-En serio.
-De verdad.
Me quedé dormida viendo la televisión. Me desperté porque me vibraba la pierna. Cogí el móvil: Pablo.
-¿Qué pasa?
-¿Te he despertado? Lo siento- se le notaba que estaba un poco borracho- pensé que estarías despierta- se rió.
-¿Pasa algo?
-No, sólo quería hablar.
-¿Sobre qué?- Sonó el timbre y fui a abrir porque los hermanos estaban muy metidos en la película- un momento- abrí la puerta.

-¿Qué haces tú aquí?- Preguntó Pablo, se le había ido la borrachera.
-¿Y tú?- Le pregunté cuando apareció Tyler.
-Veo que os conocéis…..- Jake vino y olisqueó.
-Tenías razón Ty.

1 comentario:

Mo dijo...

interesante.... que se traerán entre manos?

estoy por sobornarte