5 jul. 2011

Capítulo 9


Llevaba todo el camino intentando sonsacarle a Jake cual era la sorpresa. Cuando llegamos a su casa, estaba más sonriente de lo normal. Abrió la puerta y Leo vino corriendo hacia mí. Comencé a jugar con ella hasta que me di cuenta que llevaba una tarjetita en el collar, miré a Jake.
-¿Y eso?
-Tu ábrela- lo hice. “Si te dijera: feliz cumpleaños ¿qué responderías?”
-Creo que es un poco tarde ¿no?
-Mejor tarde que nunca- y con una sonrisa de las suyas me medio empujó hacia el salón- ¿cantamos?
-Si, si quieres que llueva.
-Me arriesgaré- dijo mientras me pasaba un micro y encendía la play station.- ¿Cuál quieres?- Dijo ofreciéndome los juegos.
-Elige tú, vas a ganar.
Cuando nos cansamos de cantar, Jake decidió que era hora de cenar, pidió unas pizzas. Cuando llegaron, fui a abrir yo y ahí estaba Alberto.
-¡Eva! ¡Cuánto tiempo!- Desde verano no nos habíamos vuelto a ver.
-Mucho tiempo, si- dije abrazándole- ¿qué tal todo?
-Genial, al final entré en psicología, ¿y tú? ¿Qué tal?
-¿Sólo repartes tú la pizza?- Preguntó Jake apareciendo junto a mí.
-No soy el único, pero me apetecía pasar por aquí- dijo mirándome y guiñándome un ojo. Fui a contestar pero me llamaron al móvil.
-Un momento- dije yéndome hacia el salón. No conocía el número pero lo cogí igualmente.- ¿Si?
-¿Eva?
-Si, soy yo.
-Soy Pablo, el amigo de Kike ¿te acuerdas de mí?
-Si, me acuerdo- pero no sólo de ti si no de Víctor, Tomás y Alex ¡cómo para olvidarme!
-Pues mañana te vamos a buscar sobre las seis para el partido ¿te parece bien?
-Perfecto, a las seis.
-Eva.
-Dime.
-Ven con ropa cómoda.
-Gracias por el consejo, nos vemos mañana. Hasta luego.
-Hasta mañana.- Colgué.
-¿Gracias por el consejo? ¿Nos vemos mañana? ¿Con quien?- Preguntó Jake dejando la pizza sobre la mesa.
-Si, he quedado mañana. No es tan increíble.
-¿Con quién has quedado?- Insistió.
-Con unos amigos ¿me vas a hacer un tercer grado?
-Ya que lo propones… voy a buscar un foco- y se fue a subir las escaleras.
-¡Jake!- Comenzó a reírse- no te rías.
-Vale, vale…. Voy a coger el portátil, puedo ¿no?
-Si- Mientras subía a por el portátil fui a la cocina a por unos platos, cuando volví ya estaba en el salón.
-¿Te quedas a dormir?
-Vale, espera que se lo digo a mis padres- salí al pasillo y llamé a mis padres. Cuando volví, Jake había conectado el ordenador a la televisión.- ¿Qué peli vamos a ver?- Pregunté mientras me sentaba a su lado en el sofá
-No es una peli- le dio al play y comenzó un capítulo de The Vampiro Diaries, se recostó en el sofá y empezó a comer pizza.
Cuando terminó el capítulo nos habíamos comido la pizza y comenzamos a comentarlo. Después de una larga discusión Jake propuso ir a dormir. Subimos a su habitación.
-Hay un problema- le dije.
-¿Cuál?- Preguntó quitándose la camiseta.
-No tengo pijama.
-Puedes dormir desnuda, no me importa- dijo sonriendo a lo que contesté dándole un golpe en el hombro- vale, vale… coge una camiseta del cajón, son grandes- hice lo que me dijo y me fui al baño. Me quité la ropa y me puse la camiseta ¡y tanto qué era grande! Me llegaba hasta un poco más del muslo.
-Te sienta muy bien- me dijo cuando salí y yo noté como me ponía roja y él empezó a reírse- me encanta.
-¡Para!- Le dije sonriendo mientras le tiraba un cojín.
-¡Lo que ha hecho!- Dijo mientras cogía una almohada.
-Si, si lo que he hecho- cogí otra almohada y le di con ella- lo siento- dije sonriendo- lo he vuelto a hacer….
Después de una larga pelea de almohadas, acabamos cansados, yo llorando de la risa y Jake igual. Dejamos la habitación muy desordenada.
-¿Te lo has pasado bien?- Preguntó.
-Se puede decir que sí, pero me lo pasaría mejor si para rematar vemos una peli- contesté.
-Piensa en una peli en lo que tardo en subir el portátil.
Subió y se sentó en la cama.
-¿Qué has decidido?
-Que elijas tú- contesté sonriendo.
-¿Qué te parece…? ¿Has visto El Señor de los Anillos?- Asentí- ¿Te apetece ver alguna?
-La tercera.
-Veámosla.- Nos tumbamos en la cama con el portátil entre los dos con una mesita.
Cuando terminó la película y Jake estaba recogiendo le dije:
-Por la mañana te ayudaré a recogerlo todo ¿vale?
-Si insistes- dijo entrando de nuevo en la cama y tapándonos con el nórdico añadió- venga a dormir que mañana tenemos trabajo. Luz- y se apagó la luz.
-¡Qué guay!- Dije- yo también quiero uno de eso.
-Tomo nota, y ahora a dormir.
-Sii mamá- me burlé.
-No te burles- y me dio con un cojín en la cara.
-No empieces- dije sonriendo.
-Yo no te he hecho nada.
-Yo tampoco- dije mientras cogía todo el nórdico para mí.
-Si me querías cerca, sólo me lo tenías que pedir, chica- dijo acercándose.
-Te lo digo, te quiero lejos- y le di con otro cojín.
-Vale, vale…. Estaré aquí en la otra punta de la cama, semidesnudo, congelándome mientras tú estas con mi nórdico en mi cama.
-Se te olvida algo, yo también estoy semidesnuda.
De pronto una luz nos iluminó.
-¿Qué tú que?
-¿Qué haces Ty?- Preguntó Jake.
-Iba a deciros que os callarais cuando he oído eso… y como hermano mayor tuyo que soy, no creo que sea conveniente duermas con ella.
-No pienso dormir contigo Tyler.
-No te preocupes por eso, dormiré con vosotros.
-Tyler no- dijimos Jake y yo a la vez.
-Tarde chicos- se tumbó a mi lado dejándome entre ellos.
Suspiré y les di las buenas noches a lo que ellos respondieron con un gruñido.

Sonaba algo, ruido.

When my time comes / forgets the wrong that I’ve done

Esa canción me sonaba. Abrí los ojos.

Help me leave behind some / reasons to be missed

Tenía unos brazos rodeándome y claramente no eran de Tyler, que me estaba mirando con sus ojos verde oscuro.
-¿Sabes que mirar a la gente mientras duerme es de psicópata?
-Gracias por el cumplido.

And when you’re feeling empty / keep me in your memory

-Leave out all the rest- dije a la vez que la canción- ¿por qué está sonando Leave out all the rest?
-Es el despertador de Jake- cuando escuchó su nombre el aludido abrió los ojos.
-Buenos días- dijo.
-Si quieres me puedes soltar- le dije.
-Vale.
-Suéltame, Jake.
-Me has dicho que si quería que te soltase, pero no quiero.
-Te ha dicho que la sueltes- dijo con voz autoritaria Tyler.
-¿Todavía sigues aquí?- Fue la contestación de Jake mientras que la mía fue un “me puedo defender sola, no necesito ayuda” a la vez que me libraba de los brazos de Jake e iba hacia las escaleras.
-Que bien te sienta esa camiseta, lo que te harí…- no le dio tiempo a terminar, me acerqué y le di una bofetada.
-Ves, se defenderme solita- y me bajé a la cocina, mientras lo hacía podía oír la risa de Jake.
Estaba metiendo los platos en el lavavajillas cuando Tyler me arrinconó.
-Es la última vez que me pegas.
-Pobrecito que le he hecho daño en la cara- dije burlándome a la vez que le tocaba la cara, me apartó la mano de un manotazo.
-Estas advertida- y se marchó. Le hice burla y asomó su cabeza por la puerta para añadir- te he visto- y definitivamente se marchó.

No hay comentarios: