3 sept. 2010

Capítulo 57

La mañana del lunes pasó rápida, cuando quise darme cuenta estaba yendo hacia mi casa cuando oí el sonido de un motos, el cual era característico del coche de Dean Winchester, protagonista de la serie Sobrenatural. ¿Quién tiene un coche como el de Dean? Tyler. Se acercó con el coche y me abrió la puerta, entré.
-Lo de ayer ¿cómo lo supiste?- Preguntó algo molesto.
-Fácil- sonreí- se supone que tus ojos están ¿diseñados? para que te resulte fácil ver en la oscuridad, por lo tanto tienes que tener los ojos sensibles a la luz. Si a nosotros nos molesta el flash a oscuras, a los vampiros os molestará más- me encogí de hombros.
-Buena deducción- seguía molesto.
-¿Estas bien?- Sonrió, pero no era una sonrisa como las que siempre él hacía.
-Perfectamente- ahora sonó irritado.
-No lo creo, pero si no quieres contármelo, no lo hagas- y añadí sonriendo- creo que podré vivir sin que me lo cuentes.- Empezó a reírse como nunca le había visto hacerlo, vale, si, hacía poco que le conocía, pero era verdad. Paró el coche, ya habíamos llegado.- Gracias por traerme- salí del coche y me fui alejando, todavía se oía la risa de Tyler.
Cuando llegué a casa dejé la mochila en el salón y me fui a la cocina a preparar la comida, comí y me tiré en el sillón para ver la tele, como siempre hacía. Seguía tumbada cuando oí un fuerte golpe que venía de mi habitación. Fui a comprobar si Tor estaba bien.

No hay comentarios: