29 jul. 2010

Capítulo 54


Me desperté en un extremo ¿cómo había llegado hasta allí? Pero eso no era todo, además estaba abrazando a Jake que, a su vez, estaba abrazando a Tyler. Me aparté despacio para no despertarles porque quería inmortalizar ese momento de amor fraternal. Me levanté y busqué mi móvil, pero antes de encontrarlo vi una preciosa cámara digital. La cogí y les empecé a hacer fotos. No sólo era gracioso la forma en que Jake abrazaba a su hermano, si no que se le caía un hilillo de baba que estaba formando un charco en la mano de Tyler. Cuando terminé de hacer fotos, volví a mi posición anterior por si alguno se despertaba que no me pillaran con las manos en la masa y me volví a dormir.
-¿Qué co....?- Nada más abrir los ojos me encontré con la cara de Tyler.
-Mira hacia el otro lado- lo hice y vi que estaba abrazando a Jake que me miraba sonriendo.
-¿Me puedo levantar ya?- Preguntó.
-Si, si lo.....lo siento- dije soltándolo y sintiendo que me ponía roja.
-No lo sientas, a mi me ha gustado.
Después de este pequeño “incidente” nos levantamos, desayunamos y a la hora de vestirnos, bueno más bien, a la hora de vestirme tuve un problema.
-¿Dónde esta la ropa? No empecéis otra vez......
-No empezamos, si no sabes dónde dejas la ropa, no es nuestra culpa- dijo Tyler que se reía junto con su hermano.
-¿Me la vais a dar?- No contestaron, simplemente se limitaron a mirarme y seguir riéndose.
Como no hacían nada, me puse a buscar por la tienda la ropa, tenía que estar ahí. Tampoco había mucho donde buscar, tres mochilas, un saco y poco más.
Ya solo me quedaba una mochila. Cuando fui a cogerla, Tyler fue más rápido que yo y la cogió y fue hacia la “puerta” de la tienda que estaba cerrada. El tiempo que tardó en abrirla, lo aproveché para agarrarme a su pierna para que no saliera corriendo. Resultado: Tyler en el suelo, yo sobre él intentando coger la mochila. Aparece Jake que intenta coger la mochila que yo ya había conseguido agarrar. Tira de ella y me arrastra (menos mal que era hierva). Durante todo esto, yo estaba gritando porque al principio creía, pero luego sabía que la ropa estaba en la mochila. A continuación todo ocurrió muy deprisa y el resultado fue: Tyler estaba sobre mí sonriendo y a su vez yo estaba sobre Jake que estaba riendo y la mochila tirada en el suelo; los dos hermanos se miraron y dijeron:
-¡Sándwich de Eva!- Y chocaron los cinco y empezamos a reírnos los tres.

1 comentario:

Mo dijo...

mola!!!!!!