23 jul. 2010

Capítulo 53


Al terminar la quinta historia los dos hermanos decidieron que era la hora de dormir.
-¿Dónde está mi pijama?- Pregunté, porque estaba segura que habían ido a buscarlo.
-¿Qué pijama?- Dijo Tyler sonriendo.
-El mío, ¿el de quién va a ser? En serio, ¿dónde está?
-Seguramente en tu casa.
-Mira que lo dudo ¿eh? Y si fuera ese el caso, no pienso dormir en vaqueros.
-Pues es sencillo, quítatelos.
-Más quisieras.... De verdad, ¿dónde está?
-En tu casa, ya te lo he dicho- pero cuando Tyler estaba diciendo esto, Jake sacó mi pijama de una mochila y me lo dio.
-Muchas gracias- le abracé- salid y os aviso cuando podáis entrar.
Cuando volvieron a preguntar Tyler dijo:
-Ahora nos toca a nosotros, te toca salir fuera- salí y a los 30 segundos me dejaron entrar de nuevo. Ya estaban con el “pijama”, es decir, con unos pantalones de pijama y sin camiseta, claro.
-¿Y los sacos?- Pregunté.
-¿Qué sacos?- Dijo Tyler.
-No empieces otra vez, por favor.
-No empiezo, es que solo tenemos un saco.
-¡Pero somos tres!-
-Habrá que compartirlo- dijo Jake.
-¿Compartirlo? ¿Te he escuchado bien? ¿Con vosotros dos?
-No somos tan malos.....- dijo Tyler sonriendo.
-Haciendo eso, lo único que vas a conseguir es que yo me quede con el saco. Es más, es lo que voy a hacer porque que yo sepa, tu estas muerto – dije mientras señalaba a Tyler- y tu- señalé a Jake- tienes una temperatura muy alta. Solucionado.- Tyler empezó a reírse y dijo:
-Definitivamente, tienes que dejar de creerte todo lo que lees y vez en las películas. Yo estoy muerto, ¿y qué? Siento calor y frío y te puedo asegurar que sin el saco voy a pasar frío. Ese- dijo señalando con un dedo a Jake- también, ¿de dónde has sacado que tiene la temperatura muy alta?- Jake contestó:
-Crepúsculo. Si no quieres estar implicada en un “accidente” creo que es mejor que compartamos el saco- y le guiñó un ojo a Tyler.
-¡Te acabo de ver guiñándole el ojo a tu hermano! ¿Con accidente a que te refieres?- Esta vez contestó Tyler.
-No lo quieres saber, hazme caso.
-Como no lo quiero saber, me quedo con el saco- cogí el saco y me metí dentro.- Solucionado.
No se como, abrieron el saco y empezaron a hacerme cosquillas y solo pararon cuando les dije que compartiríamos el saco. Sorteamos los lugares donde tendríamos que dormir, porque yo no quería dormir en el medio. Pero no tuve mucha suerte, porque me tocó en el medio. Cuando ya nos íbamos a dormir les advertí:
-Ni se os ocurra hacer nada raro ¿eh?
-Vaaaalee- contestaron los dos a la vez.
No me había dormido todavía cuando noté que un brazo me rodeaba la cintura, ¿de quién era? De Tyler. Lo cogí y se lo puse en la cabeza, se estaba haciendo el dormido, después de un rato volvió a colocar su brazo en el mismo sitio y yo hice lo mismo que antes, pero esta vez, abrió los ojos. Me miró, sonrió y volvió a cerrarlos. Yo también los cerré y me dormí.

No hay comentarios: