8 abr. 2010

Capítulo 32


-Gracias por la vuelta y si ves a tu hermano dile que me llame, quiero hablar con él.- Alberto se quedó esperando apartado, casi escondido. Fui a hablar con él cuando una voz a mi espalda me llamó.
-¡Eva! ¿No te vas a despedir?- Que manía la de los hermanos de despedirse ¿no? Cuando me giré me estaba mirando con las gafas de sol en el pelo y con una radiante sonrisa. Me acerqué y le dí dos besos, cuando me marchaba le dije sonriendo:
-¡Por cierto bonito coche!- Él asintió y contestó:
-¡Gracias! ¡Espero verte pronto!
Cuando llegué al lado de Alberto le dije:
-¿Por qué te escondes?
-No lo hago, sólo observaba- me miró.- Éstas se han ido a casa de Marina a no-se-qué- parecía un poco irritado- por si quieres llamarlas.
-Ya hablaré con ellas- dije sonriendo- bueno, si quieres que me valla....
-No, no lo hagas- no me miraba, tenía la atención en otra cosa. Me giré y vi que Tyler nos estaba mirando. Volví a prestarle atención a Alberto.
-¡Alberto!- Le zarandeé un poco- ¿me quieres hacer caso?
-Esto.....si, ¿qué pasa?
-¡Eso es lo que quisiera saber yo!
-Es que no para de mirarnos.....
-¿Quieres que te lo presente?- Creo que no le gustó mucho que le propusiera la idea, pero aceptó.
Cuando llegamos al lado de Tyler estaba sonriendo y creo que eso no le gustó a Alberto.
-Hola de nuevo- le dije.- Alberto este es Tyler, Tyler este es Alberto- lo dije mientras les señalaba. Se dieron la mano y juraría que fue bastante fuerte por sus caras.
-Encantado- dijeron los dos a la vez, esto me hizo gracia y no pude evitar reirme. cuando esto ocurrió los dos giraron secamente la cabeza para mirarme y esto hizo que me riera más. Se soltaron la mano. Tyler me miraba con una sonrisa en la cara y Alberto tenía la cara de estar pensando: “¿y esto de qué va?”. Estuvieron mirándome hasta que se me pasó la risa.
-Nos tenemos que ir. Encantado de conocerte- dijo Alberto mientras me pasaba el brazo por encima de los hombros.
-Esta bien- Tyler me miró y añadió- ya sabes donde encontrarme- sonrió y se metió en el coche.
Empezamos a andar.
-¿Ya sabes dónde encontrarme?- Dijo Alberto en tono de burla.- ¿A qué ha venido eso?
-Alberto- dije mientras pasaba mi brazo por su cintura- no me va a hacer daño, no te pongas celoso anda.
-¿Celoso yo? Que dices Eva, no lo estoy. Sólo me preocupo por tu bienestar y además eso de ir metiéndome en coches de extraños no está nada bien.
-No cambies de tema- dije sonriendo.- Por cierto ¿me acompañas mientras saco a Tor?-Sonrió y contestó:
-No tengo ningún problema.

2 comentarios:

mo dijo...

aaaaaaah no nos dejes con la intriga! por que aparece ahora el hermano de jake? que le ha apsado a jake? sigue con la historia!!

evajies dijo...

que pasa, Jake no puede tener un hermano?