5 abr. 2010

Capítulo 21


-Hola Eva- saludó Jake.
-Hola ¿tienes un perro?- Este chico tiene de todo.
-Si y por lo que veo tu también- dijo sonriendo ¿por qué tendría una sonrisa tan perfecta?
-Si, Jake te presento a Tor, me lo han regalado hoy mis padres.
-Le pega el nombre- dijo mientras le acariciaba.- Yo te presento a Leo.
-¿Es macho?
-No, hembra- un husky precioso.
Mientras acariciaba a Leo alguien tosió junto a mí. Alberto había terminado de hablar por teléfono.
-Hola de nuevo Alberto, Jake ¿te acuerdas de él?
-Sí- dijo tensando la mandíbula.
-Eva que al final no puedo acompañarte, me tengo que ir ya, lo siento nos vemos mañana, adiós.- Se marchó.
-¿Acompañarte?- Preguntó Jake.
-Si, me iba a acompañar a dar un paseo con Tor.
-¿Te importa si te acompaño yo?- Preguntó sonriendo.
-Para nada- contesté también sonriendo.
Empezamos a andar en silencio cuando Leo y Tor empezaron a jugar juntos.
-Se han caído muy bien- dijo con su acento. Me miró, asentí y él continuó- como nosotros- se rió y se le iluminó la cara.
-Si, como nosotros- contesté sonriendo.
Seguimos andando hasta que llegamos a un descampado donde dejamos sueltos a los perros. Mientras éstos jugaban nosotros dábamos una vuelta.

No hay comentarios: