8 mar. 2010

Capítulo 4


-Hola ¿qué haces por aquí a estas horas?- Pregunté
-¡Hi! Estaba dando un paseo y cuando te ví decidí esperarte ¿a dónde vas?
-A mi casa, está ahí- dije señalando con el dedo.
-Te acompaño- dijo sonriendo.
Sonreía mucho y no sabía si eso era bueno o malo, pero merecía la pena verla.
Se puso a mi lado y me dijo.
-Cuando te he dicho esta mañana que me gustaba The Vampire Diaries ha parecido que te ha encantado, ¿te gusta alguna serie, película, libro mas sobre vampiros?
-Sí, pero mejor no te los digo todos porque nos tiraríamos aquí hasta mañana- dije riendo.- Se puede decir que me encantan las cosas sobre vampiros.
Cuando dije esto último él sonrió, otra vez esa sonrisa.
-Dime alguna- dijo.
-Pues Buffy, Crepúsculo....
-Buffy es una buena serie ¿qué es crepúsculo?
-Twilight.
-Ahí también salen hombres lobo- dijo mientras levantaba una ceja.
Me encantó ese levantamiento de ceja; ya habíamos llegado al portal.
-Exactamente-dije- bueno muchas gracias por acompañarme. Nos vemos el lunes. Adiós.
Estaba girando la llave para entrar, cuando me dijo:
-Espera, no te vayas tan rápido. En mi país cuando nos despedimos hacemos esto- dijo mientras me daba dos besos- ahora sí, bye!
Se marchó y yo entré en el portal, al entrar confirmé mis sospechas, estaba roja como un tomate. Supongo que es normal ¿no? Llegué a casa y fui a cenar, había pizza. Comí mientras veía la televisión y después me fui a mi habitación a leer.

No hay comentarios: