31 mar. 2010

Capítulo 17

Mientras volvíamos Lucía llamo a sus padres para que la vinieran a recoger. Siempre hacía lo mismo. Mientras llamaba, a Isa la llamaron, sus padres venían a recogerla también.
Cuando llegaron los coches, en los dos había sitio para seis personas en total, pero había un problema éramos siete.
-Tranquilas a mi no me importa ir andando, además así me da un poco el aire que todavía me duele el golpe de antes- dije.
-Vale pero ten cuidado- dijo María.
-Si eso, ten cuidado- dijo Elea.
-Lo tendré, tranquilas xao.
Cuando se marcharon pensé en mi situación, chica de 16 años, sola en la calle y además en Halloween. “¡Genial! Solo falta que me persiga un psicópata o un asesino” pensé. Por si eso ocurría saqué las llaves y las llevaba en la mano para clavárselas.
De vez en cuando pasaba algún coche, o veía a alguna persona andando.
Mientras andaba un coche se paró, un coche bonito un BMW Serie 1 negro con los cristales tintados. Seguí andando cogiendo con fuerza las llaves por si las tenía que usar.

No hay comentarios: