29 mar. 2010

Capítulo 15

De pronto apareció un monje que nos dio la bienvenida y dijo que le siguiéramos. Le hicimos caso. Nos llevó hasta la entrada de un polideportivo donde había más gente y nos pidió la entrada. Se la dimos y nos pusieron un sello en el brazo. Entramos.
Al entrar me di con una barra que no estaba lo suficientemente alta. Me di tal golpe que me caí al suelo.
-¡Eva!- Gritaron todas mis amigas a la vez que se acercaban a mí.
-¿Estas bien?- Preguntó Elea.
-Si, creo que sí- dije mientras me levantaba- empiezo bien la noche- dije mientras sonreía.
-Si, muy bien- dijo Marina mientras se reía.
-¡Woow!- Dijo una voz que pude identificar como la de Marina.- Esta todo muy bonito.
Al decir esto, nos acercamos todas a ella y lo comprobamos. Era cierto.
Al fondo había un grupo de chicos que se turnaban para ir cambiando la música. En el centro estaba la pista de baile, a uno de los lados estaba lo que se podía llamar “bar” con comida y bebida y en los lados restantes había asientos y mesas. La decoración estaba muy bien hecha con todo lo típico de Halloween.
Fuimos derechas a la pista de baile. Estuvimos bailando hasta que pusieron una lenta. Fuimos a sentarnos. Iba la última de la fila que formábamos cuando una mano me agarró el brazo y me mandó a la pista de baile, No pude ver quien fue. Pero si pude ver quien se puso a bailar conmigo, Iba vestido como Jack Sparrow y le reconocí inmediatamente. Era Alberto.
-¡Hola! Venga ven- dijo mientras intentaba salir de la pista de baile- vamos a sentarnos.
-No, bailemos un rato- contestó mientras colocaba sus manos sobre mi cintura.- Por cierto estas muy guapa.
Noté como me ponía roja y él sonreía. Puse mis manos sobre su cuello porque pensé que un baile no haría daño a nadie.

No hay comentarios: