1 dic. 2011

Capítulo 17 ( I )


Salía del baño e iba hacia la habitación cuando Will vino corriendo hacia mí, me agarró del brazo y me dijo:
-Han conseguido entrar. Escóndete y bajo ningún concepto salgas si yo no te lo pido ¿vale? ¿Lo has entendido?
-¿Quién ha entrado?- Pregunté, un poco asustada.
-Hazme caso, escóndete ¿vale?
-Vale- fui por el pasillo hasta que encontré una habitación cuya puerta estaba abierta.
Todo estaba en silencio. De vez en cuando se escuchaba cómo alguien pasaba corriendo. Al cabo de un rato escuché unas voces.
-Tiene que estar por aquí, en algún lado.
-¿Cómo es que el jefe está tan convencido? Puede estar otra vez en su casa.
-No, esta aquí, ayer la vieron con los gemelos en el Destiny.
Cada vez escuchaba las voces más cerca.
-Entonces la estarán entrenando- comenzó a sonarme el móvil. Empecé a buscarlo, pero no lo encontraba y cada vez estaba más nerviosa por si me encontraban y asustadas por lo que podrían hacerme.
-¿Oyes eso?- Preguntó uno cuando finalmente conseguí encontrar el móvil y apagarlo.
-Será algún ratón o algo.
-No estaría de menos comprobarlo- y abrieron la puerta de la habitación donde estaba. Lo primero que hice fue agacharme, respirar hondo y quedarme lo más quieta que pude.
Encendieron la luz y fue cuando me di cuenta de que estaba en una habitación llena de armas de fuego.
-Cuantas armas tienen aquí. Vaya, vaya…. ¿a quién tenemos aquí?- Preguntó mientras me agarraba del pelo para que me pusiera de pie- ¿quién eres? ¡Contesta!- No dije nada, sabía que si les decía que era una cazadora no me iba a pasar nada bueno.- Átala- le dijo al otro, en ese momento se apagó la luz, me solté y cogí una pistola. Nunca había disparado, pero siempre hay una primera vez para todo. Cuando los ojos se me acostumbraron a la oscuridad vi como uno de los hombres estaba junto a la puerta, empecé a disparar hacia allí mientras me dirigía hacia la puerta para salir corriendo, el hombre fue a parar al suelo y finalmente salí de la habitación, incumpliendo lo que me había dicho Will. Llegué a las escaleras y me quedé contemplando como Will, Tom, Jake, Pablo, Ty y algunos más estaban luchando contra lo que parecían, no, no parecían, eran vampiros aunque también había humanos. Me giré para esconderme cuando me encontré con una cara ensangrentada con la cuenca del ojo derecho vacía y un agujero en el centro de la frente que estaba sonriendo y que me empujó. Caí rodando por las escaleras. Una vez abajo, me levanté un poco mareada. Oí a Pablo gritando mi nombre a la vez que todo se volvía poco a poco negro.

Abrí los ojos y me encontraba en el suelo junto a la escalera.
-¡Chicos!- Grito Tom- ha abierto los ojos- en dos segundos tuve a cinco pares de ojos sobre mí.
-Ya era hora- dijeron Tyler y otro chico a la vez.
Tom me ayudó a incorporarme. Todo estaba lleno de sangre, miré a mí alrededor pero no vi ni a Will, ni a Pablo ni a Jake.
-¿Dónde están Pablo, Will y Jake?- Pregunté.
-Mi hermano- comenzó Tyler- está con Will en la enfermería y Pablo….- dijo agachando la cabeza.
-¿Dónde esta Pablo?- Seguramente estaría arriba o en algún lado. Me estaba preocupando sin necesidad.
-Cuando caíste por las escaleras, Pablo fue corriendo a protegerte ya que era tu guardián- ¿acababa de decir era? Comencé a notar como se me llenaban de lágrimas los ojos- pero le atacaron tres a la vez, dos de ellos por la espalda y pudieron con él- las lágrimas caían por mi cara, Pablo había muerto protegiéndome.
-Llora todo lo que quieras- dijo Tom mientras me abrazaba- cuando estés mejor, mi hermano quiere verte.
-A muerto por mi culpa- le dije a Tom abrazándole y llorando- si le hubiera hecho caso a Will y me hubiera escondido esto no habría pasado.
-No ha sido tu culpa, cuando estas luchando sabes que las cosas pueden salir bien o mal. Pablo murió para salvarte, no te culpes- dijo mirándome a los ojos y apartando las lágrimas que todavía caían de mis ojos.
Una vez dejé de llorar fuimos a la enfermería a ver a Will. Me levanté y noté un fuerte dolor en el pie izquierdo. Tom se dio cuenta y me cogió en brazos.

No hay comentarios: