28 jun. 2010

Capítulo 49

Una vez fuera pregunté si a alguien le apetecía ir a por chuches y sorprendentemente nadie contestó, todas mis amigas estaban como tontas mirando a Jake y a Tyler, éstos dos estaban muy ocupados hablando entre ellos y atentos a Alberto y éste último estaba como abstraído.
-Vale, como nadie me contesta me voy sola, ¿dónde me esperáis?- Cada uno estaba a lo suyo, increíble.- Me voy a la tienda, esperadme aquí ¿vale?- Nadie contestó, ni siquiera nadie me miró por lo que cogí y me fui yo sola a la tienda.
Compré regaliz, gusanos de gominota, nubes, moras, chupa-chups y una lata de fanta. Cuando estaba saliendo me llamaron al móvil. Era un número privado por lo que no lo cogí, seguí andando hasta donde teóricamente tenían que estar todos, pero no había nadie. Me quedé esperando un rato para ver si venía alguien. El móvil volvió a sonar, otra vez el privado, le colgué. Como por allí no aparecía nadie decidí llamar; llamé a todas mis amigas y todas ellas me colgaron. ¿A qué venía eso? Llamé a Jake que tardó en contestar, pero al menos lo hizo.
-¡¿Dónde estas?!- Dijo casi gritando.
-Donde deberíais estar vosotros.
-¿Y dónde está eso exactamente?- Se le notaba más calmado.
-En la puerta del centro comercial.
-Voy para allí, quédate ahí y no te muevas- esto último me pareció una orden.
-Si, si, aquí te espero y por cierto, no soy una niña pequeña para que no pueda quedarme sola- colgó. Alguien a mi espalda comenzó a aplaudir, me giré y ví a Tyler.
-Ya era hora de que le plantaras cara a mi hermanito- dijo y yo hice como si no hubiera dicho nada.
-¿Qué haces aquí?
-Te estoy esperando, como habías pedido- contestó sonriendo. ¡Una persona que me había escuchado!
-¿Y por qué motivo no se lo has dicho a los demás?
-Pensé que te habían oído- se acercó a mí.
-¿Y cuándo veías que se iban, seguías pensando que me habían escuchado?- Asintió acercándose más a mí. Estábamos cara a cara.- ¿Qué haces?
-Creo que lo sabes muy bien- comenzó a olerme el cuello.- Me gusta tu colonia- sonrió y me miró a los ojos.
-Lo único que creo es que deberías dejarlo- de pronto comenzó a dolerme la cabeza.
-¿Te encuentras bien? Tienes mala cara.
-No, me duele la cabeza y estoy empezando a marear...-no puede terminar la frase porque me desmayé.

1 comentario:

Mo dijo...

aaaaaaaaaaaaah que le pasa a tayler? quiere su sangre, no?