22 abr. 2012

Capítulo 21


Primero de todo, siento mucho, muchísimo la espera, pero llevo una temporada en la que no consigo avanzar nada, todo lo que escribo acaba borrado.
No se cuando subiré el siguiente capítulo, espero que sea pronto, porque parece que la inspiración vuelve.
Y por último, espero que os guste este capítulo, aunque es un poco  bastante largo, pero ya entenderéis el por qué. Y ya sabéis, podéis comentar, que no me como a nadie.

    ______________________________________________________________________

Abrí los ojos lentamente, había mucha luz, esperé hasta que se me acostumbraron los ojos. Estaba tumbada en el césped, rodeada de cristales rotos que eran de una ventana que parecía ser del salón de la casa de Jake y Tyler. Me levanté poco a poco, me dolía por la zona donde están la costillas. Tenía una fisura en una costilla o algo por el estilo.
Me asomé por la ventana y no vi a nadie. Quería una explicación de cómo había acabado en el césped, aunque me lo imaginaba, seguramente Tyler enfadado como estaba me había arrojado por la ventana para demostrar lo malo que era.
Entré por la puerta. Todo estaba revuelto, había un par de sillas rotas, una mesa, parecía que había pasado un mini tornado dentro de la casa. Para hacer esto, Tyler sí que debía de estar enfadado…No se oía nada. Subí arriba para ver si encontraba a algún hermano, pero no había nadie.
-¿Hola? ¿Hay alguien?- Grité para asegurarme de que no había nadie, como respuesta comenzó a sonar un teléfono.
Encontré el teléfono en la cocina, en el suelo. Parecía mi móvil, llamaba un desconocido, lo cogí.
-¿Hola?- La línea se quedó en silencio.
-¿Eva?
-¿Quién quiere saberlo?- Otra vez silencio. Se escuchó como si alguien estuviese corriendo con el teléfono.
-Henry, creo que es ella- dijo alguien cerca del teléfono.
-¿Quién eres?- Volvió el silencio y al rato colgaron.
Henry, ese nombre lo había oído en otra ocasión… ¿estaría relacionado? ¿Sería él quién había llamado? ¿Cómo sabía mi nombre? ¿Quién sería Henry? Se podrían haber equivocado de número... Un ruido que venía de abajo rompió el hilo de mis pensamientos.
Abajo era el único lugar donde no había mirado. Busqué alrededor en busca de algo que pudiera utilizar como arma. Cogí una pata de una silla.
Comencé a bajar, con el corazón acelerado, no sabía qué era lo que me podía encontrar. Pero lo que encontré no fue nada relacionado con lo que pensaba que podía ser. Tyler estaba boca arriba, parecía dormir y junto a él, estaba Jake llorando. Me imaginé lo peor. Bajé lo que quedaba de escalera corriendo para llegar lo antes posible junto a ellos. Jake no advirtió mi llegada hasta que hablé.
-¿Esta…vivo?- Pregunté. Jake levantó la cabeza y me miró.
-Ty, despierta, la estoy viendo- comenzó mientras le caían lágrimas por la cara.
-Claro que me estas viendo, estoy aquí. ¿tu hermano esta vivo?- Volví a preguntar, él soltó una carcajada.
-Me está hablando, pero yo se que no puede ser real ¿verdad Ty?
-¿Cómo qué no puede ser real?- Pregunté incrédula.- Estoy aquí ¿no me ves?
-No, no puede ser. ¡No eres real!- Gritó- ¡Tyler despierta de una maldita vez!- Volvió a gritar y siguió llorando- no, no me dejéis todos- y empezó a zarandear a su hermano.
-Jake, Jake para- no me hacía caso- ¡Jake estate quieto que le vas a hacer daño!- Grité enfadada. Me miró y sonrió.
-Estaba tan guapa cuando se enfadaba, ¿verdad Ty?- Le pellizqué en el brazo. Abrió los ojos como platos- esto ha sido tan real…
-Si, tan real como que es real, estoy aquí Jake.
-No puede ser, oí como decían que no respirabas… ¡los oí!
-Pues mintieron, porque que yo sepa estoy viva, dolorida, pero viva.
-No, no mintieron. Cuando se fueron fui a comprobarlo, y no respirabas.
-No lo mirarías bien, porque estoy viva y respiro.- Soltó a su hermano y lentamente se acercó a mí y me abrazó como si me fuera a evaporar.- ¿Ves? Soy sólida- le dije sonriendo.
-Si, y respiras- me miró sonriendo- me alegro mucho- volvió a abrazarme. Al rato se apartó y comenzó a llorar a lágrima viva.
-Eh, venga, no llores…. Estoy bien- intenté animarle abrazándole otra vez. Me aparté un poco para mirarle a la cara, pero abrazándole aún- ¿sabes? Nunca pensé que abrazaría a un hombre lobo que está llorando.
Soltó una gran carcajada. Juntó su frente con la mía y estuvimos un rato en silencio, hasta que Jake lo rompió.
-Te he echado de menos- y volvió a abrazarme.
-Siento interrumpir…pero ¿me ayudáis a levantarme?
-¡Ty! ¡Estas vivo!- Gritó Jake mientras se acercaba a su hermano para ayudarle.
-Vivo, vivo no; Llevo unos cuantos años muerto… y lo más importante, no me late el corazón.
-Me has entendido- dijo antes de abrazarle.
-Estas mimoso ¿no?
-Pensaba que habíais muerto.
-Yo técnicamente lo estoy. Espera ¿has dicho habíais?- Me miró.
-Si, les oí decir que no respiraba y después lo comprobé- justificó Jake.
-Pues ahora si que lo hago- añadí. Tyler se acercó a mí y comenzó a examinarme. Me aparté- ¿qué haces?
-Comprobar que estas bien- contestó.
-¿Ahora te preocupas por mí?- No dijo nada.
-¿Qué ha pasado entre vosotros? Porque tengo la sensación de que me he perdido algo- dijo Jake.
-Pregúntaselo a tu hermano.
-¿Podéis explicármelo?- Insistió Jake.
-Que a tu hermano le dio por enseñarme lo malo que es.
-A lo mejor por eso sigues viva.
-¡Y lo suelta tan tranquilo! Desde luego ahogar a alguien y después tirarlo por la ventana es un buen método.
-¿¡Qué has hecho qué!?- Jake tenía los puños apretados como la mandíbula.
-Primero, yo no te tiré por la ventana y segundo no te ahogué, simplemente hice que te desmayaras.
-Lo que tu digas. Sólo quiero que me expliques por qué he despertado fuera, enfrente de la ventana y rodeada de cristales.
-Yo también quiero escuchar la explicación- dijo Jake
-Hermanito, se supone que me tienes que apoyar- le dijo mientras le pasaba el brazo por los hombros.
-Si, se supone, pero justo después de vuestra discusión, cuando te fuiste- se quitó el brazo de encima y se puso enfrente de él justo después ¿nos atacan? Y antes de eso, la atacas- dijo señalándome- me gustaría oír una explicación.
-¿Estas insinuando que esto ha sido culpa mía?
-Eso lo has dicho tú, no yo.
-No me esperaba esta falta de confianza de vuestra parte- dijo antes de ir hacia las escaleras.
-Pero no contestas, te vas- le dijo Jake. Tyler siguió su camino.
-Tiene razón, tendríamos que confiar en él- le dije a Jake.
-No lo tengo yo tan claro, deberías darme la razón, te ataca y luego nos atacan a todos, es muy raro. Y encima no nos responde, con eso lo que hace es que desconfíe más.
-¡Mierda!- Se oyó que gritaba Tyler seguido del sonido de algo al romperse. Jake y yo subimos corriendo.
Nos encontramos a Tyler sentado en la mitad de las escaleras.
-¿Qué te ha pasado?- Preguntó su hermano.
-Creo que te lo diré para que puedas confiar en mí- comenzó- me han quitado el anillo- dijo enseñándonos la mano- no habrás sido tu ¿no? Contestes o no, yo seguiré confiando en ti hermanito, eso es lo que hace la familia.
Jake abrió la boca para decir algo pero la cerró y salió de la casa.
-¿Tu también vas a irte?- Preguntó.
-Pensaba ir a casa y cambiarme, pero si quieres me quedo.
-No quiero que te quedes porque pienses “pobrecito vampiro que no puede darle el sol, voy a quedarme para hacerle compañía y seguir desconfiando de él”.
-¿Quieres que me quede o no?- Le pregunté obviando su comentario. Como no contestó me fui hacia la puerta.
-Quédate- dijo cuando estaba cruzando la puerta.

3 comentarios:

Daniela dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Rose dijo...

me encanta tu blog pero kiero k Eva se interese en un chico no en todos pork todos me caen bien y no me gustaría k los otros sufrieran.Pero por favor sigue publicando me encanta.

Eva Jiménez dijo...

Es verdad que Eva se interesa por todos, pero cuando por fin se decida por uno los otros seguramente terminen sufriendo, unos más que otros...